¿A QUÉ HE VENIDO?

Estándar

Siempre anhelamos algo con profundo  deseo
y ese ardiente deseo se nos vuelve una  obsesión.
Yo puse en una idea  particular empeño
sin saber que fui esclavo, nomás de una ilusión.

 Un día me sentí solo y contemplé, abstraído,
que un inmenso vacío rodeó mi soledad;
que en verdad, nunca tuve, que nada he  poseído,
que no me pertenece ni mi propia entidad.

Y así  expresé mis dudas: -¿Señor, a qué he venido?

¿Por qué tantos afanes si no  se adónde voy?

¿Qué es el mundo? ¿Su fin? ¿Cuál es su contenido
y a dónde se dirige? ¿Y yo, en rigor, quién soy?

Busqué en el infinito el mensaje perdido.
Lo descubrí  en la estrella; lo sentí en el dolor.
¡Lo tenía hasta en el fondo del ensueño prendido!
¡Estaba en la esperanza… en la fe … en el amor!

                                                                           Enrique Aguirre y Fierro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s