Archivos Mensuales: enero 2012

Tan sólo AMA…

Estándar

San Agustín de  Hipona   lo definia  así:

Ergo breu praceptum tibi praecipitur, dilige, et quod uis fac: siue taceas, dilectione taceas; siue clames, dilectione clames; siue emendes, dilectione emendes, siue parcas, dilectione parcas: radix sit intus dilectionis, non potest de ista radice nisi bonum existere ::: Entonces, un precepto breve: Ama y haz lo que quieras; si te callas, hazlo por amor; si gritas, también hazlo por amor; si corriges, también  por amor; si te abstienes, por amor. Que la raíz de amor esté  dentro de ti y nada puede salir sino lo que es bueno….

y una  gran amiga me dijo  esto  :

AMA POR ENCIMA DE TODO

 

Ama a Dios tu creador; así tengas días en los que dudas de su existencia.
Ama a tu familia, a tus padres y hermanos; Dios te dio una familia para que aprendieras a compartir los sentimientos de fraternidad con ellos.

Ama a tus amigos; ellos son la muestra permanente de que Dios te ama.
Ama a tus enemigos; es difícil lograrlo, pero sólo amándolos profundamente, lograrás que dejen de ser tus enemigos y los conviertas en tus hermanos.

Ama a los niños; de ellos siempre podrás

aprender algo.
Ama a tu trabajo; pues si no lo amas, se te hará más difícil.
Ama mucho a esa persona que alguna vez te partió el corazón en mil pedazos; pues si te dolió tanto, significó demasiado para ti.

Ama la vida; ésta es, sin duda el mejor regalo de Dios para ti; tú tienes un camino trazado y un propósito, aunque no lo sepas.

Ama a esa persona que pasó fugazmente en tu soledad y te hizo sentir felicidad; aunque no haya tenido el coraje de volverte a ver, tú también le diste algo que no olvidará.

Ama, aunque muchas desilusiones y sinsabores te hayan dejado en la vida; con todos ellos, creciste para bien de tu alma.

Ama ese sueño imposible; pues si lo puedes seguir soñando, lo alcanzarás. Recuerda que si lo puedes soñar lo puedes lograr.

Ama, ama por encima de todo, porque al final, lo que más te dará satisfacción en tu vida, será la cantidad de amor que diste, pues sólo un corazón que ama mucho tiene la mejor entrada ante los ojos de Dios.

 

El plan infinito…

Estándar

¿Quién te dijo que la vida era fácil?

Siempre hay dolor y esfuerzo.

Tendrás que enderezar el eje

si eso es lo que se requiere.

Deja de lamentarte y

levántate de una vez.

Te las has arreglado

para vivir huyendo,

pero no se puede correr siempre.

En algún momento hay que parar y

enfrentarse consigo mismo.

Por mucho que corras,

siempre estás dentro de la misma piel…

Isabel Allende